CO.SE.MA CONSTRUYE SEGURIDAD, JUNTO A LAS DISTINTAS LOCALIDADES MATANCERAS . CON CASI TODOS LOS DISTRITOS DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES TRABAJAMOS CODO A CODO,PARA CONSEGUIR LA SEGURIDAD TAN ANSIADA. PARA ELLO HEMOS CONFORMADO:
¡PROVINCIA INSEGURA!®

domingo, 29 de marzo de 2015

A LA SECRETARIA DE CONTROL COMUNAL PARA CONOCIMIENTO!!!

No alcanza sólo con controles y sanciones



Algo no funciona del todo bien. Cuando casi la totalidad de las clausuras se violan, el sistema de penalización  ni siquiera está en duda: es inviable.
 Las multas que perciben por quitar una faja representa mucho menos dinero que pasar una noche sin clientela. Ej, 4000$ una concesionaria  multada hace poco que sigue ocupando espacios e intimidando a vecinos con amenazas.
Lo interesante es, sin embargo, la distribución de responsabilidades en este asunto y la ausencia de un trabajo coordinado para que los controles sean eficaces.
 El Estado  a traves de la Secretaria de Control Comunal en la Matanza, a cargo del Sr. Feity, , es quien debe verificar que los puntos comerciales cumplan con las leyes vigentes,  Caso contrario, los  inspectores harán efectiva una clausura, cristalizada en una faja que impide el ingreso en el local.( que es violada en el momento y luego como no se vuelve a controlar, todo sigue "normal" para el comercio sancionado.
Los dueños de la impunidad, sin embargo, las rompen para no debilitar sus cuantiosas ganancias. La Policía  debería actuar frente a estas acciones tipificadas en el Código Contravencional pero , uniformados hacen caso omiso de estas obligaciones.

En parte, es cierto: la Federal, con órdenes de la Casa Rosada, retiró en 2010 el apoyo hacia todas las acciones que atañen a controles urbanos, como las multas viales.
Ahora bien, ¿la Ciudad no podría quitarle inmediatamente la habilitación a un local que viola la clausura? ¿No podría dar aviso a las fiscalías o las comisarías? ¿No podrían comprometerse con el seguimiento de los casos?
En los controles  el sentido común es un actor ausente.
Quienes hoy deben garantizar la seguridad de las personas son organismos independientes, ajustados a un puñado de leyes, lógico, pero vacíos de entendimiento colectivo por una circunstancia política.
Diferencias que ante una eventual tragedia resurgirán con la fuerza de un volcán en erupción para responsabilizarse mutuamente.

 Como el juego del don Pirulero, pero con inspectores, policías y fiscales


No hay comentarios: