CO.SE.MA CONSTRUYE SEGURIDAD, JUNTO A LAS DISTINTAS LOCALIDADES MATANCERAS . CON CASI TODOS LOS DISTRITOS DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES TRABAJAMOS CODO A CODO,PARA CONSEGUIR LA SEGURIDAD TAN ANSIADA. PARA ELLO HEMOS CONFORMADO:
¡PROVINCIA INSEGURA!®

domingo, 2 de noviembre de 2014

muchos no explicanla inseguridad?

La economía sola no explica la inseguridad

    Cuadro_1Sneep.jpg
    Cuadro_2_Indec.jpg
  • El crecimiento de la última década no provocó mejoras significativas en seguridad.
  • A la hora de buscar los motivos de la inseguridad urbana, se suele cargar todo a la cuenta del déficit en ciertos indicadores económicos. Se bucea en las estadísticas y se extraen relaciones causales entre el nivel de delitos y variables como la desigualdad, el desempleo, la pobreza o la indigencia.
    Sin embargo, la última década demuestra que las explicaciones economicistas no son suficientes para explicar la génesis del delito. Si bien se registraron importantes avances en materia de crecimiento económico y reducción de la desigualdad, pobreza, indigencia y desempleo, no se obtuvieron los mismos logros en materia de delitos.
  • La economía sola no explica la inseguridad
  • En una entrevista con ARG NoticiasEsteban Rodríguez Alzueta, autor de Temor y Control (Futuro Anterior) observó: "Durante la década del noventa lo que uno podía ver era que había aumentado la población encarcelada, el delito callejero y el desempleo y la marginación. Entonces muy rápidamente se trazó una relación mecánica entre estas tres variables: había más gente en la cárcel porque había más gente cometiendo delitos porque había más gente desocupada o en la marginalidad. Pero lo que uno encuentra en estos últimos diez años es que ha bajado la desocupación y la marginalidad, se mantiene el delito (bajan algunos, suben otros pero en términos generales se mantiene), pero continuó aumentando la población en las cárceles".
    Por ende, concluyó, "lo que uno debe interpretar es el desacople de estas cuatro variables, y para eso las interpretaciones economicistas, que cargan todo a la cuenta del déficit económico (tengo hambre, luego robo), no son una teoría que nos lleven a buen puerto. En esta década se mejoran ciertas variables socioeconómicas pero el delito se mantiene".
    alzueta.jpgEn los últimos diez años, pese a la mejoría registrada en los indicadores económicos, las estadísticas oficiales arrojan que el total de personas encarceladas en Argentina para el período 2001 – 2010 creció de 41.007 a 59.227 (+44%) hasta llegar en 2014 al récord histórico de 10.322 únicamente en el Servicio Penitenciario Federal (SPF), según la Procuración Penitenciaria de la Nación.
    ¿Qué otras explicaciones hay entonces? - le preguntó ARG Noticias a Rodríguez Alzueta.
    En primer lugar, - explicó - las mismas reformas económicas generaron nuevas conflictividades. En los últimos diez años se han expandido las economías formales y se han expandido también las ilegales. Si la gente tiene más plata en el bolsillo y asocian el ocio de fin de semana a la consumición de droga, por ejemplo, entonces va a aumentar el consumo -y la venta- de determinadas drogas. Hay nuevas conflictividades sociales que antes no existían porque la economía estaba reducida, había menos plata en los bolsillos, entonces las conflictividades eran otras. Lo mismo sucedió con la masificación de talleres clandestinos o la trata sexual. El mayor consumo también redefine los términos de la pobreza relativa. Esa desigualdad en el consumo es experimentada como algo injusto.
    ¿Cómo interviene la estigmatización en ese contexto?
    También es un causal. Si yo para existir tengo que tener determinado celular, voy a ir por tu celular y cuando te lo pida, no solamente te lo voy a pedir sino que te voy a asustar y a lo mejor me voy a poner violento. Porque en ese momento es cuando ese joven, que durante todo su vida cotidiana es objeto de estigmatización, es cosificado, ninguneado, tiene forma de transformarse en sujeto. Entonces cuando ese joven vaya por el celular, tiene la oportunidad de transformarse en sujeto, y otro va a ser el humillado, no él. Entonces, ¿por qué el delito predatorio no ha bajado? También porque la gente continúa estigmatizando, apuntando con el dedo. Y también porque hay más policías persiguiendo pibes, y por ende más policías estigmatizándolos, reclutándolos para robar y vulnerabilizándolos hasta certificar el estigma que la sociedad tiene de ellos.
    http://www.argnoticias.com/economia/item/18906-la-econom%C3%ADa-no-explica-la-inseguridad

No hay comentarios: