CO.SE.MA CONSTRUYE SEGURIDAD, JUNTO A LAS DISTINTAS LOCALIDADES MATANCERAS . CON CASI TODOS LOS DISTRITOS DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES TRABAJAMOS CODO A CODO,PARA CONSEGUIR LA SEGURIDAD TAN ANSIADA. PARA ELLO HEMOS CONFORMADO:
¡PROVINCIA INSEGURA!®

lunes, 8 de julio de 2013

AVANCE DE LA DELINCUENCIA!!!

Es indudable que los casos de inseguridad en la provincia no paran de crecer. Las variantes del delito han adquirido una dimensión que no se recuerda y cada uno de ellos va conformando una larga cadena donde un eslabón resulta más sorprendente, temerario y peligroso que el anterior.
Solo hace falta ingresar a los motores de búsquedas en internet o recurrir a los archivos periodísticos sobre las noticias policiales. La evolución en cantidad y calidad del delito en la provincia es sorprendente.
Así tenemos por ejemplo que lo que antes eran motochorros carteristas, “evolucionaron” hasta adquirir formas organizadas de salideras bancarias con importantes robos en su haber.
Claro que la metamorfosis no quedó allí y tiempo después pasaron de las salideras a ser piratas del asfalto, armados y dispuestos a matar
Pero también se puede analizar otra evolución del delito que por estos días tiene sin dormir a los comerciantes: los “rompevidrieras”. Audaces ladrones que pasaron de forzar cerraduras, a romper el frente vidriado de los negocios con total impunidad. 
La modalidad es rápida y queda siempre grabada en las cámaras de seguridad de los comercios damnificados( si es que la tienen) , donde muchas veces se puede ver que el botín ni siquiera cubre el daño contra el local.
Las cámaras de los comercios detectan los movimientos, pero los ladrones no se sacan el casco o las gorras, para evitar ser identificados. Luego, ganar la calle donde aguarda un cómplice en moto, es el escape seguro; la falta de cámaras de seguridad en la vía pública (tantas veces prometidas, pero  en gral  de poca incidencia en el conurbano en gral.) impide siquiera un rastreo de los ladrones.
 Ellos lo saben y aprovechan al máximo ese déficit.
En otra escala, con una crueldad y determinación que cuesta creer, están los últimos en la cadena: “los cortadedos”. 
De ladrones de colectivos pasaron a ser sanguinarios mutiladores que no dudan en amputar partes del cuerpo de sus víctimas, solo para provocar el daño físico y el dolor aleccionador. Escalofriante.
El relato de una joven secuestrada hace unas horas se suma a esta realidad delictiva en la provincia, con el preocupante trasfondo de la trata de personas.
El narcotráfico mira todo desde arriba.
Día a día, los casos y las variantes del delito se hacen más comunes y violentas. Reflejan lo invariable y categórico de los hechos: la inseguridad crece a un ritmo tal que será cada vez más difícil controlar.
Casos tan violentos como temerarios sorprenden 
Son los ejemplos claros de un avance implacable del delito en casi toda la provincia
PROVINCIA INSEGURA SE RIFA!!!
 

No hay comentarios: